Mi bebé recién nacido

H a llegado ese momento mágico, finalmente puede estrechar en sus brazos a ese pequeño o pequeña que estuvo esperando por tantas semanas!… esos primeros instantes frente a sus ojos, entre sus brazos… ¡bien ha valido la pena la espera!…!wow! ¡que sensación!… podemos pasar horas y horas viendo a nuestro bebé, cómo se mueve, cómo duerme, cómo respira… y hasta cómo llora. No hay nada más fascinante que este momento.

Finalmente podemos conocerle, en todo el sentido de la expresión. Los días, semanas, meses y años que siguen son precisamente para eso, para conocer y amar a este nuevo ser, hoy tan pequeño y frágil, que veníamos deseando ver desde hace ya un tiempo. Descubramos lo que este chiquito vino a enseñarnos desde el día #1…

El Aspecto

Una vez pasado el ajetreo del parto o cesárea, cuando la madre se siente un poco más recuperada y el padre tiene tiempo de respirar junto a su familia, que ha recibido un integrante más, ambos tendrán seguramente más tiempo de observar a su nuevo bebé. Puede ser que descubran algunas cosas que no habían notado antes y que llamen su atención. Algunos otros puntos seguramente los revisaron desde el hospital, como lo es el color de los ojos, o a quién se parece, esto siempre parece ser algo importante para los abuelos y papás. Como muchas cosas en la siempre sorprendente Naturaleza, esto generalmente viene a definirse tiempo después. Así es que sigamos viendo otros aspectos…

LA PIEL

Existen varias manchas o marcas frecuentes en la piel de los recien nacidos y que en muchas ocasiones no representan ningún problema. Conózcalas…

Hemangioma plano (mordizco de la cigüeña).- manchas de color rosado intenso generalmente localizadas en la parte baja y central de la frente, sobre la nariz o en la nuca o cuello. Son las manchas más habituales de los recíén nacido, principalmente si tienen piel clara. Desaparecen generalmente durante el primer año.

 

Manchas mongólicas.- son zonas lisas y a veces extensas de la piel muy pigmentadas con una coloración azulada o verdosa (parecen moretones) y suelen estar presentes en espalda, pompis y en ocasiones en las extremidades. Son comunes, sobre todo en los bebés de piel morena. Desaparecen hacia la edad escolar y no tienen importancia alguna.

Melanosis pustulosa.- son pequeñas ampollas que se secan rápidamente y se pelan, dejando manchitas oscuras que parecen pecas. Estas desaparecen en las primeras semanas.
Acné miliar o milia.- son pequeñitos granitos blancos o amarillos, que se observan en nariz o barbilla y son provocados por la secreción normal de las glándulas sebáceas de la piel. Casi siempre son planas y suaves al tacto. Desaparecen después de dos o tres semanas.

 

 

Miliaria.- erupción en forma de pequeñas ampollas llenas de líquido que es una secreción normal de la piel y puede ser transparente o color lechoso. Suele desaparecer tras lavar de la piel del bebé en unos cuantos días.

 

 

Eritema tóxico.- manchas rojas que en el centro tienen un color amarillento. Habitualmente se resuelven en la primer semana.

 

 

 

Hemangioma capilar.- zonas rojizas prominentes de textura rugosa. En la primer semana pueden ser palidos, pero más tarde se tornan rojos. Se deben a dilatación de los vasos sanguíneos de las capas más superficiales de la piel. Aumentan de tamaño durante los primeros meses y luego se van achicando hasta desaparecer. La gran mayoría de las veces no requieren de ningún tratamiento.
zonas rojizas prominentes de textura rugosa. En la primer semana pueden ser palidos, pero más tarde se tornan rojos. Se deben a dilatación de los vasos sanguíneos de las capas más superficiales de la piel. Aumentan de tamaño durante los primeros meses y luego se van achicando hasta desaparecer. La gran mayoría de las veces no requieren de ningún tratamiento.

Manchas tipo “vino de oporto”.- Areas de piel extensas y lisas, de formas irregulares y de color rojo oscuro o morado. Son provocadas por un exceso de vasos sanguíneos bajo la piel. No desaparecen sin tratamiento, aunque con el tiempo pueden desvanecerse un poco. Pueden ser extirpadas por un cirujano plástico o un dermatólogo pediátrico cuando el niño sea mayor.

Lanugo.- es el vello suave y fino que cubre el cuerpo de un bebé, especialmente en los hombros, la espalda, la frente y las mejillas. Es más visible en los bebés prematuros, pero habitualmente no se ve en los bebés nacidos a finales del embarazo.
Vérnix caseoso.- es un material grasoso de textura parecida a la del queso; consiste en una mezcla de secreciones grasas procedentes de las glándulas sebáceas y de células muertas. Protege la delicada piel del feto de las rozaduras, del agrietamiento y de la enduración. Es completamente normal y se remueve con el primer baño.

LA CABEZA.- En ocasiones, cuando los bebés nacen por parto (vía vaginal) se les puede observar su cabeza alargada, como en forma de cono e incluso asimétrica (abombada de un lado y redondita de otro). A veces el cuero cabelludo se ve hinchado y si usted lo toca, se sentirá aguadito. Todo esto puede obedecer a la presión que la cabeza del bebé recibió durante el paso por el canal vaginal. No es nada de que preocuparse y esto desaparecerá en los siguientes días.

En algunas zonas de la cabeza del niño como por arriba de la frente y en el vértice de la cabezá, si ustede lo toca sentirá que el tejido es suave. Estos espacios entre los huesos del cráneo se conocen como fontanelas (en términos coloquiales les llaman molleras) y son áreas en las que los huesos, inmaduros aún, seguiran creciendo hasta desaparecer por completo (algunas antes del año, como la fontanela posterior y otras entre el 1er y el 2do año, como la fontanela anterior).

EL ABDOMEN.- puede parecer abultado y en ocasiones se ve una separacion en el centro, entre los músculos del abdomen, o en la base del ombligo, que se hace evidente cuando el niño llora. Esto puede ser normal y desaparecer dentro del primer año. El muñon umbilical (que es una pequeña parte del cordón umbilical que queda tras ser cortado), tiene una coloración blanco-amarillenta translúcida, que al pasar los días se irá tornando oscura, se secará y se encogerá. Este resto suele caerse en el transcurso de las siguientes dos semanas.

EL TÓRAX.- En el área del tórax lo que a veces llama la atención son los senos abultaditos en muchos bebés. El agrandamiento de los senos puede presentarse en recién nacidos varones o mujeres alrededor del tercer día de vida. En la primera semana, los pezones pueden secretar una substancia lechosa llamada “leche de bruja”. Esto se relaciona con las hormonas de la madre y desaparece en unos días o semanas. No masajee ni apriete los senos o pezones, ya que puede originar una infección.

LOS GENITALES.-Los genitales de un recién nacido pueden tener un aspecto diferente de acuerdo con la edad gestacional (la cantidad de semanas de embarazo).

Una bebé prematura puede tener clítoris y labios menores muy prominentes. Una bebé nacida más cerca del término tiene labios mayores más grandes. Las nenas pueden tener flujo de color blanco o mucosidad sanguinolenta de la vagina en las primeras semanas. Esto es normal y se relaciona con las hormonas de la madre.

Los prematuros de sexo masculino pueden tener un escroto plano, liso, con testículos no descendidos. Los varones que nacen a finales del embarazo pueden tener rugosidades en el escroto con testículos no descendidos.